image1

 

La publicidad institucional es la publicidad que efectúan las administraciones públicas con el fin de informar a los ciudadanos sobre sus obligaciones legales, de informar sobre el funcionamiento de los servicios públicos o simplemente  para promocionar asuntos de interés público o para la comunidad. Dicha publicidad tiene su específica legislación, habiendo incluso una distinta normativa para la publicidad de la administración del Estado y para la publicidad de las administraciones de cada comunidad autónoma.

El fundamental problema legal que se plantea con la publicidad institucional es la utilización partidista de la misma para ganar réditos electorales.   De ahí que la mayoría de las normativas impidan utilizar la misma para dar publicidad de los logros conseguidos por las administraciones, ya que ello evidentemente solo lo es en provecho de las personas que las ocupan.  Asimismo, con carácter general y quitando la estrictamente necesaria, se prohíbe la publicidad institucional en el período comprendido entre la convocatoria de elecciones y el día de su celebración. Se trata pues de evitar una utilización partidista de la publicidad institucional.

Sin embargo, las imágenes que acompañan este post demuestran que en plena campaña electoral de elecciones municipales subsiste publicidad institucional y no poca, en este caso de un Ayuntamiento, lo que como hemos dicho no está permitido por la ley.  Además, dicha publicidad utiliza eslóganes que hacen clara referencia a logros de una gestión política como son “el 5º aniversario de unos servicios municipales” o “la modernidad de algunos  servicios municipales”.

En definitiva se trata de publicidad institucional a todas luces ilícita, que no debería permitirse.