NIVADA

Traemos al observatorio el caso de un cartel publicitario de la marca de relojes Nivada. En dicho cartel aparece una mujer de espaldas y de cintura para abajo vestida con ropa provocativa, y junto a ella un reloj de la marca publicitada en el que se puede leer “Watch me” (mírame).

La publicidad nos plantea la duda de si es contraria a la dignidad de la persona, y más concretamente discriminatoria para la mujer, ya que en ella se incluyen la publicidad que presentan a las mujeres de forma vejatoria o discriminatoria, utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar.

Bajo nuestra opinión, estaríamos ante un supuesto caso de publicidad ilícita ya que por la frase que se encuentra en el anuncio, da pie a crear una duda que bien haga referencia al reloj o bien mirar a la mujer, que sería lo más obvio dadas las circunstancias en las que se presenta. Y la misma nada o poco tiene que ver con el producto publicitado. Por tanto, en nuestra opinión,  la publicidad es discriminatoria y atenta contra la dignidad de la persona.