marco aldany

 

Traemos al observatorio este cartel de publicidad exterior de la línea de peluquerías Marco Aldany. En éste aparece el texto “¡Cepíllatelo! Recupera el aumento de precio del Iva´´ acompañado de un hombre semidesnudo y una mujer de espaldas mirando a este chico.

Es claro que si el hombre y la mujer invirtieran su posición en esta publicidad, estaríamos ante publicidad discriminatoria de la mujer y por tanto ilícita. Y es que a así lo dice la ley. Pero la ley no dice nada expresamente  para el caso de que se utilice el cuerpo del hombre desvinculado del producto: hay discriminación positiva.

Bajo mi opinión, en este caso existe una discriminación venga expresamente regulada o no. El cuerpo del hombre semidesnudo aparece representado como un objeto sexual, completamente desvinculado al servicio que ofrece la peluquería, que está anunciando a sus clientes que recuperen el aumento del precio del IVA. No tiene nada que ver lo que ofrecen (IVA, cortes de pelo) con la imagen, por lo que cabe entender que es un caso de publicidad ilícita discriminatoria contra el hombre.