VITALDENT

http://www.youtube.com/watch?v=D_Arz7dSI-A

 Traemos al observatorio este spot televisivo publicitario de un anuncio de dentistas en el que aparece un niño en una camilla junto a su madre en una consulta odontológica terrorífica con un doctor parlanchín. La madre dice no aguantar más el trato recibido y que se van a otro sitio. En una segunda escena madre e hijo corren sonrientes a la clínica Vitaldent blanca y luminosa, en la que al entrar abrazan a un doctor. Una voz en off promete cuidar y ser claro con sus pacientes. La duda que plantea es si daña el honor de los profesionales del sector. Se entiende que es denigratoria puesto que presenta a los profesionales del sector con pocas facultades de realizar de forma profesional su trabajo y ellos mismos como los únicos capaces de realizarlo. Por lo tanto, se trata de publicidad ilícita ya que denigra la profesión de los dentistas y odontólogos fomentando estereotipos xenófobos.