aaaaab

 

En ésta publicidad de la compañía de servicios funerarios Bergemann & Sohn se propone al receptor del mensaje publicitario que salte a las vías del metro para perder la vida.

Opino, que más allá de la retórica publicitaria, es un ejemplo de publicidad contraria a la dignidad de la persona , que actúa como limite a la comunicación publicitaria. Y es que  existe vulneración de la dignidad humana en las comunicaciones publicitarias que por su presentación suponen una “indignidad” o un desvalor para el ser humano.

En este caso se vulnera el derecho más fundamental de la persona que es el derecho a la vida y a la integridad física, porque la equiparan a un producto comercial, por lo que considero que  estamos ante un ejemplo de publicidad ilícita.