CONCURSO TAPAS HUESCA

Traemos al observatorio este cartel publicitario de un concurso de tapas, en el que aparece una mujer introduciéndose en la boca una tapa con una expresión que aparenta placer. La única duda que  nos genera el referido cartel es si la presentación publicitaria  de la mujer en este caso tiene carácter discriminatorio o no lo tiene. En tal sentido, para que se entienda como discriminatorio un mensaje publicitario se requiere que, o bien se presente un comportamiento tópico de la mujer presentándolo de modo discriminatorio o  contrario a la igualdad, o bien se presenten el cuerpo o partes del cuerpo de la mujer,  desvinculadas del producto al cual se trata de dar publicidad. Y en el presente caso es obvio que la presentación tanto de la boca de mujer, como de la expresión de la misma, están plenamente vinculados al producto que se promociona, razón por la que no cabe entender esta publicidad como discriminatoria y, por consiguiente, es legal.