EDREAMSEDREAM

 

Edreams es una agencia de viajes on line y Ryanair es una compañía aérea low cost y en consecuencia Edreams tiene derecho a vender billetes de avión de Ryanair. Es por ello por lo que en esa concreta oferta de billetes de Ryanair, Edreams puede utilizar la marca Ryanair, como vendedor de sus  productos, sin que por ello se pueda aducir una utilización indebida de la marca, ni un acto de confusión alguno, puesto que se delimita claramente ante el consumidor cual es la agencia de viajes  y cual es la compañía aérea. Es obvio que no podrían venderse los billetes de Ryanair por la agencia sin utilizar su marca.

Sin embargo, resultó que Edreams creó y utilizó el dominio www.ryanair.edreams.com y lo posicionó a través de google adwords, resultando como resultado de búsqueda destacado por ejemplo  al teclear en el buscador la frase  ‘Ryanair Cheap Flights’ (vuelos Baratos Ryanair). Y además, según la compañía aérea, la agencia on line comenzaría ofertando precios a perdida, es decir mas baratos que los que vende la propia compañía, y en el transcurso de la compra on line por el consumidor acabarían ascendiendo hasta ser superiores y dar beneficio a Edreams.

De ser esto segundo cierto, no cabe duda de que estaríamos ante una práctica comercial engañosa para los consumidores.

Pero la pregunta que cabe hacerse es si es legal o ilegal que Edreams utilice en el tráfico económico el dominio www.ryanair.edreams.com. Lo primero que debe decirse es que en España podría ser cancelado el dominio ya que a los dominios de internet se les aplica la normativa de marcas y parece claro que el dominio incurre en un prohibición relativa al confundirse con la marca registrada Ryanair, pudiendo ser cancelado a instancia de su titular.

Sentado ello,  también se observa que se está realizando una práctica comercial  confusionista ya que eDreams está generando en los consumidores un riesgo de asociación entre las dos marcas de tal manera que se les confunde en cuanto a que podría tratarse de un mismo empresario en el tráfico económico, y con ello se consigue la ventaja económica de generar en el consumidor la idea de que son los vuelos más baratos por ser directos de la compañía aérea.

En definitiva, la utilización  de la marca en cuanto distribuidor o vendedor estaría justificada, pero siempre en la medida en que queden claramente delimitadas las dos marcas y los dos empresarios, no siendo lícito el uso de la marca que genere un riesgo de asociación entre los dos establecimientos, como parece que así sucede con la creación del dominio y la página web.

Publicado por PILAR CACHAY