VALLA PUBLICITARIA SUICIDIO

Traemos al observatorio este caso de publicidad exterior, por medio de una valla publicitaria. Se representa en el mismo un hombre apuntándose con una pistola a la sien, simulando una postura tópica de suicidio, con el único objeto de querer trasladarse por el anunciante a los destinatarios de la publicidad, la gran oportunidad de adquirir una de las viviendas que oferta al mercado. Esta publicidad nos plantea la duda de si es contraria a la dignidad de la persona, lo que le haría incurrir en una causa de ilicitud. La publicidad contraria a la dignidad de la persona es aquel tipo de publicidad que de alguna forma desvaloriza el valor intrínseco del ser humano y es contraria a los derechos fundamentales que la representan. Y hay varios derechos fundamentales  que encarnan o defienden ese valor de dignidad, entre ellos, el derecho a la vida y a la integridad física. Y en este supuesto, nos encontramos con que en el mensaje publicitario se representa la importancia de comprar un bien inmueble equiparada a la importancia de la propia vida de la persona, aunque sea en forma figurada, con lo que podemos concluir que se está desvalorizando de alguna manera a la vida y al ser humano y, por consiguiente, se está vulnerando la dignidad de la persona. Estaríamos, en conclusión, y en nuestra opinión, ante un supuesto de publicidad ilícita por ser contrario a la dignidad de la persona.